martes, 15 de noviembre de 2011

Sacerdotisa invernal


Tras muchos meses de ausencia, vuelvo con el que probablemente haya sido el último encargo que haga. Se trata de un vestido para una zaoll compuesto por falda, bikini y mangas. La dueña de la muñeca tenía más o menos claro lo que quería, y me dio total libertad para rematar el diseño a mi gusto, así que basándome en la primera foto que me pasó y dependiendo bastante de los materiales que pude encontrar (parecerá mentira, pero cuesta mucho encontrar tiendas físicas donde los artículos de mercería no sean de abuela), salió este modelo, bastante invernal y vaporoso que pretende conseguir un aire de misticismo y magia, y espero haber conseguido.

Me resultó terriblemente complicado hacer el dobladillo de la tela, ya que esa gasa se deshilacha con mirarla, y la cinta plateada la hice a mano cosiendo una tira de lentejuelas con un embellecedor plateado que eso no había quien lo juntase con hilo, pero como apenas soy cabezota, al final lo conseguí. Con unos cuantos pinchazos en los dedos...


Otro detalle a resaltar es el broche del cuello y el adorno de la cadera, hecho con abalorios ensartados en un alambrito para darle algo más de consistencia que el hilo de pescar. Realmente fue en lo que más tiempo perdí de todo el traje, porque ir metiendo bolitas una a una tiene su cosa, pero al fin y al cabo es lo que le da la vidilla al diseño.

Por último he de añadir que la modelo de estas fotos no es la susodicha zaoll (es una Irene de Souldoll), por lo que la parte superior no se ajusta como debería. Ando a la espera de que la dueña me mande alguna foto que poder usar como muestra de mi último trabajo medieval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada